Archivo de la categoría: recomendados

Dos fotógrafos

Weegee y Arnold Odermatt supieron capturar, a través de sus cámaras, el ruidoso espíritu del poliladron. El primero retrató la noche neoyorquina  de los freaks y los infractores durante los años ’40. En una época en la que el policial negro –desde la literatura y el cine– ponía el ojo en una sociedad corrompida (y ya no en el veneno de los mayordomos), Weegee hizo lo mismo desde la fotografía, utilizando una cámara Graflex Speed Graphic preseteada en f16 y 1/200, y con su libro Naked City (1945) inspiró una película (homónima, 1948) e incluso una serie de tevé. Weegee era, ya en 1938, el único fotoreportero autorizado a llevar una radio capaz de captar la frecuencia policial y en el asiento de atrás del auto se había armado un cuarto oscuro express.

Odermatt, en cambio, miraba desde el otro lado del escritorio: era teniente de la policía suiza y entre 1948 y 1990 documentó accidentes de tráfico en el cantón de Nidwalden con una Rolleiflex y un cartucho de magnesio que le permitía iluminar la oscuridad de la noche durante 13 segundos, para descubrir chatarra abollada, parabrisas astillados y neumáticos corridos de eje. Sus fotos hacían que un peritaje técnico adquiriera la forma de arte, y acaso dotaran de calidad estética a los expedientes que las contenían.

Vale la pena ver las obras de Weegee y de Odermatt.

Anuncios

Recomendados (iii)

Son días de mucho trabajo: las calles están calientes y el blog se enfría. Lo sé y me disculpo sinceramente, como servidor público en mi doble tarea de efectivo de la policía y blogger. Sin embargo, no quisiera dejar de recomendar un ranking que encontré en Crime Central, el muy recomendable blog de policiales del tradicional Times lodinense.

El ranking es un top 10 de las mejores canciones del poliladron, e incluye a Bob Marley, Johnny Cash, Elvis Costello, LL Cool J y The Kaiser Chiefs. Pero los ganadores, por lejos, son los Clash. La banda de Strummer figura con dos entradas (“I fought the law” en el #1 y “Bankrobber” en el #9), pero se le puede dar medio punto más por “Police and thieves”, que aparece en el #3 a nombre de su compositor, Junior Marvin. Es verdad que la versión más conocida del tema fue grabada por Strummer y sus secuaces, pero, hay que decirlo, si la anotaban a nombre de The Clash, entonces ganaba en el ranking por afano.

Este link va al post.

Recomendados (ii)

“Un hecho bastante particular se registró en la madrugada del sábado, cuando a sólo una cuadra del edificio de la Unidad Regional Norte, ubicado sobre avenida Belgrano al 700 de la ciudad de Río Grande; un jovencito de 18 años fue aprehendido por personal policial, habida cuenta que el muchacho había realizado distintos tipos de ilustraciones y graffiti, nada más y nada menos que en las paredes de una dependencia policial. El sujeto quedó detenido en carácter contravencional, y según se pudo saber, ya en horas de la mañana de sábado, habría tenido que pintar de su color original las paredes y dejarlas en perfectas condiciones”.

Encuentro algunas historias como ésta en Resumen Policial, una web fueguina que recoge un noticiario dedicado y completo sobre las aventuras (y las desventuras) de los agentes del fin del mundo.

Recomendados (i)

Ni el crimen, ni las contravenciones, ni el papeleo. Nada me da respiro, como habrán notado. Hace mucho que no posteo porque estuve bastante ocupado. Pero bueno, como me dicen mis compañeros, es un esfuercito más y ya terminás (se refieren a una investigación que estoy haciendo desde hace unos meses y que ya va entrando en la recta final). Ya veremos qué pasa con eso.

Mientras tanto, quisiera dejarles dos recomendados. Por un lado, el blog Courthouse Confessions, un registro atrapante de la gente que pasa a declarar por los tribunales de Nueva York. El trabajo es de Steven Hirsch, un fotógrado que entrevista y retrata a los que entran y salen, como esta mujer de acá abajo. Y vale la pena.

Lo segundo que quiero recomendar es un proyecto: ¡ey, periodistas, a ver cuándo se ponen a escribir el libro del triple crimen de la efedrina (ya saben, Forza + 2)! Esa es la historia que queremos que nos cuenten desde adentro, con lujo de detalles y de secretos prohibidos. Si alguno de ustedes no lo hace, ¿entonces quién?

Hasta la próxima.