Me interrogo a mí mismo

Muchos de ustedes me preguntan si realmente soy inspector, si realmente soy Medaglia. La respuesta es afirmativa, lectores amigos, y para quienes quieran saber un poco más sobre mí, he decidido someterme a un interrogatorio yo mismo. Para eso, pienso que lo mejor es aplicarme el Cuestionario Proust (ahí está la foto del escritor que lo popularizó). Espero que puedan conocerme un poco más a través de las siguientes líneas…

¿Cómo le gustaría morir?
Viejo y retirado con honores

Si después de muerto debe volver a la Tierra, ¿convertido en qué persona o cosa usted regresaría?
Un colibrí, que es el más pequeño de los pájaros y cuyo peso, en ocasiones, no llega a los dos gramos.

Y si pudiera elegir un personaje de ficción, ¿cuál escogería?
Dick Tracy

¿Cuál es su mayor extravagancia?
Mi colección de balas de plata

¿En qué ocasiones miente?
Cuando tengo que conseguir alguna información en la calle

¿Qué persona viva le inspira más desprecio?
Todos aquellos que traen maldad a este mundo

¿A qué persona viva admira?
A los testigos valientes que cuentan su verdad

¿Qué palabras o frases usa más?
“Quien suscribe”, cuando tengo que redactar oficios; y “DECLARA:”, si es que tengo que redactar declaraciones.

¿Cuál es su idea de la felicidad perfecta?
Tomando mate con mis seres queridos en una tarde de domingo

¿Cuál es el defecto propio que deplora más?
Hablar de más

¿Cuál es el defecto que usted deplora más en otros?
Mentir

¿Cuál es su estado mental más común?
Razonando, infiriendo, deduciendo, escuchando

¿Cuál es su mayor miedo?
Que le hagan daño a mis seres queridos

¿Cuál es su mayor remordimiento?
Hay cosas que un oficial no puede hacer públicas

¿Cuál es la virtud más sobrevalorada socialmente?
El éxito, pero el éxito no es ninguna virtud, es sólo un accidente.

¿Qué le disgusta más de su apariencia?
Me gustaría ser más alto.

¿Cuáles son sus nombres favoritos?
De hombre, Miguel Angel. De mujer, María. De perro, Duque.

¿Qué talento desearía tener?
Saber tocar la guitarra.

¿Qué le desagrada más?
La hipocrecía.

¿Cuándo y dónde ha sido más feliz?
Yo he sido siempre feliz. Al menos, razonablemente feliz.

Si pudiera, ¿qué cambiaría de su familia?
Nada. Porque no puedo.

¿Cuál es su mayor logro?
Haberle dado paz a un par de víctimas del delito.

¿Cuál es su posesión más atesorada?
Las novelas de El Séptimo Círculo que todavía no tengo.

¿Cuál es la manifestación más clara de la miseria?
La maldad que demuestran algunos rufianes en sus actos.

¿Dónde desearía vivir?
En un lugar donde el crimen sólo existiera en las novelas.

¿Cuál es su pasatiempo favorito?
Mi blog, inspectormedaglia.wordpress.com

¿Cuál es la cualidad que usted aprecia más en una mujer?
La inteligencia y la bondad.

¿Cuál es la cualidad que usted aprecia más en un hombre?
El compañerismo.

¿Cuál es su héroe de ficción favorito?
Sherlock Holmes, desde siempre. Y Watson.

¿Cuáles son sus héroes de la vida real?
Los más valientes de mis compañeros.

Anuncios

Una respuesta a “Me interrogo a mí mismo

  1. Medaglia, usted no tiene nada que envidiarle a Holmes. Al menos en elegancia y perspicacia, nos debíamos un hombre de su altura en Buenos Aires.
    Atentamente,
    Iris.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s