Así en Londres como en González Catán

78 jóvenes han sido apuñalados en Londres en lo que va del año. 60 de ellos lograron salvar su vida. El resto yace bajo tierra. Como nunca, la ciudad vive una epidemia de puntas donde todo teenager es un blanco móvil.  “Todo el mundo está conmocionada por el nivel de violencia, sobre todo entre los jóvenes”, dijo el jefe de gobierno de Londres, Boris Jonson. Tony Blair propuso que los adolescentes detenidos con arma blanca sean procesados. En las últimas seis semanas, la policía requisó 528 cuchillos de manos jóvenes y arrestó a 1214 “hoodies” (los pibes chorros de la ciudad de la bruma, que usan buzos canguro con capucha, el hoodie).

Dos casos coincidieron en estos días. El primero, la muerte de Ben Kinsella, el hermanito de 16 de Brooke, una actriz en ascenso (en la foto de arriba, muestra el prendedor que reparte como símbolo contra la delincuencia). Ben perdió la vida el 29 de junio a las 2 de la madrugada, volvía de una fiesta en un pub cuando fue encerrado por una patota de cuatro en la calle. Su familia llamó a marchar en contra de los cuchilleros con acné, cuyo número crece en la ciudad. Cuatro días después fueron detenidos tres sospechosos: Juress Kika, de 18 años; Michael Alleyne, también de 18; y Jade Braithwaite, de 19. El propio Ben se había referido al asunto de los cuchillos en un trabajo del colegio que fue encontrado en su carpeta. Es una larga carta al Primer Ministro, en la que le advierte: “En la sociedad hoy la violencia se está volviendo parte de nuestra cultura”.

El caso conmocionó gravemente a la opinión pública, y hasta Noel Gallagher quiso hablar. “Es horrible”, dijo el Oasis, “En mi época el status se conseguía tratando de ser alguien, pero ahora se trata de matar a alguien. Los chicos están cegados por la violencia. La cosa se va a poner peor, a menos que ataquemos de lleno a la pobreza”. (Véanlo en la foto de abajo pidiendo calma).

El segundo caso que heló la sangre de los londinenses fue el crimen de Laurent Bonomo y Gabriel Ferez, estudiantes de bioingeniería ambos, de 23 años y de nacionalidad francesa. Fueron hallados muertos el domingo en su casa, maniatados y apuñalados… 196 veces el primero y 47 el segundo. “No he visto heridas similares en toda mi carrera”, dijo en conferencia de prensa el inspector Mick Duthie, de Scotland Yard. El departamento fue luego rociado con nafta y prendido fuego. Pero este caso –misterioso y macabro- ya es un cantar diferente al de los hoodies.

Por último, hay que recordar a Rob Knox, que interpreta el papel de Marcus Belby (un estudiante de Ravenclaw) en la próxima Harry Potter, y que también fue asesinado en la calle, en una pelea por un celular robado a fines de mayo. Además, tres amigos de él fueron heridos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s